Volvo Lurín

El desierto prevalece.

Dibujar, pensar e intuir este proyecto fue como escribir una novela de Keroauac; como un detenerse al costado del camino.

Queríamos que no se pierda la belleza de la desolación del andar por la autopista atravesando el infinito desierto.

Volvo fue una experiencia única para nosotros, fue colocar unos volúmenes ligeros y evanescentes sobre la arena y bajo la luz meliflua de la costa limeña.

Acero y cristal son los ingredientes principales de su materialidad, que se tamizan con un suelo de pedregullo y asfalto y una vegetación nativa del desierto, hecha de pastos y rastreras, contribuyendo a crear un paisaje que nunca deja de ser quien fue.

El manejo conciente, respetuoso y sostenible del agua y de la energía, terminan de armar el andamiaje conceptual y estético de este proyecto.

Al fin, todo termina como empieza: el desierto prevalece y con él, la luz, la luz de las cinco de la tarde,  como me enseñó mi amigo Alejandro Balaguer.

Tipo: Industrial

Año: 2010 - 2011

Estado: Construido

Ubicación: Lurín - Lima - Perú

Área construida: 11 724.69 m2

Área de terreno: 56 505.80 m2

Colaboradores: R. Zamora, V. Córdova y D. Flores

Fotos: J. Solano, M. Llona